Inicio / Sociedad / Teresa Gisbert, pionera de la historia de la cultura boliviana

Teresa Gisbert, pionera de la historia de la cultura boliviana

Su trabajo es la base para estudios sobre patrimonio e historia del arte, un camino que los esposos Mesa abrieron y que otros especialistas continúan.


Teresa Gisbert, pionera de la historia de la cultura boliviana Gisbert , en su casa durante una entrevista con Página Siete. Foto:Archivo / Página Siete
Arquitecta, historiadora, académica e investigadora. Teresa Gisbert fue una adelantada: una mujer que rompió barreras, no sólo revelando aspectos desconocidos de nuestra propia cultura, sino convirtiéndose en un ejemplo para muchas mujeres de su tiempo, y para hombres y mujeres de todos los tiempos.
Fotos:Archivo / Página Siete
No se puede hablar de la iconografía ni mitología andina, ni de textiles y arte barroco, ni de templos coloniales y datos históricos, ni siquiera de literatura virreinal, sin hacer referencia a sus estudios y obras que enriquecieron la bibliografía boliviana.
Nacida en La Paz en 1926 y fallecida ayer a los 92 años, Gisbert incursionó en un mundo que hasta entonces se encontraba reservado a los hombres. En una época en la que las mujeres no votaban y en la que emergían las primeras profesionales en Bolivia, Teresa estudió la secundaria en un colegio de monjas, y aunque originalmente su intención era estudiar ingeniería, fue una de las primeras estudiantes mujeres de Arquitectura de la UMSA. También estudió Historia del Arte y fue autora de una ampulosa obra sobre historia y cultura.

“Yo no quería aprender nada relacionado a las cosas que debían hacer las mujeres porque veía cómo en mi casa los hombres llegaban cansados. Y me preguntaba cómo es que están cansados si están todo el día sentados en el escritorio, dando órdenes y todo el mundo les obedece. Yo veía la diferencia entre la vida de los hombres y las mujeres; entonces me dije: ‘no, yo voy a ser lo que a mí me parezca’”, contó a Página Siete en una entrevista en 2012, cuando tenía 85 años.

En 1943 se graduó del colegio e ingresó a la Facultad de Ciencias Exactas donde se encontró con quien sería su esposo, el también arquitecto José de Mesa, a quien conocía desde muy joven y quien la convenció de estudiar arquitectura. Subieron al altar cuando terminaron sus estudios.

Casada y convertida en madre, Gisbert y su esposo emprendieron una prolífica actividad intelectual.

Sus investigaciones son la base para estudios sobre patrimonio e historia del arte, un camino que los esposos Mesa abrieron y que otros especialistas continúan.

“Su gran aporte fue el descubrimiento del barroco mestizo”, afirma el historiador Fernando Cajías, quien se declara un “discípulo privilegiado” de Teresa Gisbert.

Tanto en las aulas de la universidad, en el comedor de su casa o en diversas instituciones académicas, Teresa Gisbert transmitió sus conocimientos y formó recursos humanos para la defensa de la cultura boliviana.

También fue gestora cultural y ejerció importantes cargos en la administración pública de la cultura, desde donde promovió numerosas medidas de salvaguarda del patrimonio cultural boliviano.
Madre de cuatro hijos, Teresa Gisbert formó a un expresidente, Carlos Mesa; una artista plástica, Guiomar Mesa; una escritora, Isabel Mesa, y al arquitecto Andrés Mesa. Murió después de una larga enfermedad, rodeada de sus hijos, nietos y bisnietos.

Hitos y logros

Carrera Teresa Gisbert nació en La Paz en 1923, se graduó del Colegio Santa Ana y se tituló como arquitecta en 1950.
Matrimonio Casada con José de Mesa el mismo año, tuvo cuatro hijos: Carlos (expresidente de la República) Andrés, Isabel y Teresa Guiomar.
Docente e investigadora Fue docente universitaria por más de 25 años y coordinadora de Restauración de Bienes Muebles, en la ciudad de Cusco. Obtuvo la Beca Guggenheim para realizar investigaciones sobre arte virreinal en Estados Unidos, México y países andinos.
Autora Fue directora del Museo Nacional de Arte de La Paz (1970-1975), dirigió el Instituto Boliviano de Cultura entre 1985 y 1989 y ganó el Premio Nacional de Cultura en 1995. Posee numerosas publicaciones como: Iconografía y mitos indígenas en el arte y El Paraíso de los pájaros parlantes. Con José de Mesa publicó entre otras obras, Holguín y la pintura virreinal en Bolivia, Historia de la pintura cuzqueña y Arquitectura Andina.
Fuente: Pagina Siete.

Vea También

Falleció el reconocido fotoperiodista Samy Schwartz

La muerte se debe a problemas cardíacos y ocurrió cerca de la medianoche, según reportes …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *