Inicio / Economía / Exportación de cereales suma $us 1.028 millones en 10 años

Exportación de cereales suma $us 1.028 millones en 10 años

En 2017, los principales destinos para el grano boliviano fueron Estados Unidos, Francia, Países Bajos y Canadá. La venta de quinua concentra el 89% de las ventas.

En los últimos 10 años, entre 2008 y 2017 las exportaciones de cereales producidos en Bolivia acumularon 1.028 millones de dólares, mientras que las importaciones llegaron a 720 millones.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), elaborados por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), durante ese periodo las ventas al exterior dejaron un saldo positivo de 308 millones.

El gerente general del IBCE, Gary Rodríguez, resaltó ayer que las cifras reflejan que el país es exportador neto de granos.

El informe detalla que en 2008, Bolivia vendió al mercado exterior un valor de 28 millones de dólares, luego el monto subió a 53 millones en 2009 y a 65 millones en 2011 (ver gráfica).

El pico máximo se dio en 2014, cuando las exportaciones registraron 205 millones de dólares, luego descendieron a 137 millones de dólares en 2015 y a 83 millones de dólares el año pasado.

El pasado año, los principales destinos para el cereal boliviano fueron Estados Unidos con 38 millones de dólares; con menor monto le siguen Francia, Países Bajos, cada uno con 6 millones y Canadá con 5 millones de dólares.

El principal grano enviado es la quinua que concentra el 89% del total de los cereales vendidos. El resto incluye a maíces, sorgos, entre otros, reportó el IBCE.

Por el contrario, el país compró 274 mil toneladas de cereales, de los cuales el 79% es principalmente trigo, maíz amarillo y arroz, provenientes desde Argentina, señala el reporte.
La producción

En la campaña agrícola 2016/2017, la producción de granos se concentró en tres principales cultivos. Es el caso del maíz en grano que alcanzó 926 mil toneladas; le sigue el sorgo con 603 mil toneladas y el arroz con 427 mil toneladas.

A fines de diciembre pasado, la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) afirmó que los cultivos de soya, trigo, girasol, maíz y sorgo, son los alimentos estratégicos que producen para contribuir y garantizar la seguridad y soberanía alimentaria del país.

La producción de estos cultivos llegó a 4.336.459 toneladas, que significaron un incremento del 22%, respecto a 2016.

A fines de 2017, el presidente Evo Morales, anunció que levantará la restricción a las exportaciones de azúcar, alcohol y subproductos; soya y sus derivados; carne de res y sorgo.

Con la medida, los productores esperan incrementar el volumen vendido al mercado exterior, debido a que sólo se tenía cupos para la comercialización, y también generar mayores divisas para el país.

En febrero de 2008, el Órgano Ejecutivo aprobó el Decreto Supremo 29460 que restringía las exportaciones de alimentos como la soya, azúcar, sorgo, aceites y carne de res, con el fin de enfrentar el problema de desabastecimiento y encarecimiento de productos en el mercado interno.

La importación de harina de trigo creció en 195% desde 2006

Entre 2006 y 2017, la harina de trigo, que se constituye en el principal insumo para la industria de pastelería y panadería, incrementó su valor de importación en 195%, señala un análisis de la Fundación Jubileo.
El reporte con base a los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), precisa que el valor internado al país subió de 34,1 millones de dólares, en 2006, a más de 100,5 millones de dólares el pasado año.

En el caso de la importación de trigo (duros y para la siembra), el monto comprado aumentó de 21,1 millones de dólares a 29,3 millones de dólares.

“En el caso del trigo y la harina de trigo, que sirven como materia prima e insumos para la industria nacional, estos productos están entre los principales con mayor valor de importación”, señala el reporte.

En general, para Jubileo la importación de alimentos tiene dos destinos, el consumo en los hogares y la demanda de la industria nacional de alimentos, debido a que el proceso de diversificación económica está aún pendiente en el país.

Bolivia es deficitaria en la producción de trigo, porque con la siembra en el territorio nacional no se cubre ni el 40% de la demanda interna y el resto se debe importar, principalmente desde Argentina.

Bolivia tiene un requerimiento de 800 mil toneladas de trigo, de las que sólo se alcanza a 250 mil toneladas, según datos del Ministerio de Desarrollo Rural.

Alimentos internados

Mientras que de acuerdo con los datos comparativos entre 2016 y 2017, los productos alimenticios que más se internaron durante el año pasado fueron los que se destinan para la preparación de bebidas, concentrados de proteínas, condimentos, sazonadores, café, etc.
El valor de esos productos fue superior a 151 millones de dólares. Le siguen los productos de molinería, como harina de trigo y malta, por más de 128 millones de dólares.

En 2017, entre los alimentos con mayor incremento en compra del mercado exterior fueron los pescados con 12,4 millones de dólares, lo que significó un aumento del 30% con relación a 2016.

Le siguen grasa y aceites animales o vegetales con 14,9 millones, es decir un 24%, y azúcar y artículos de confitería con 38,5 millones de dólares, un 18% más que 2016, agrega el estudio realizado por Jubileo.
Fuente: Pagina Siete.

Vea También

Deuda externa, la más alta en 13 años; apuntan al gasto corriente

En 2005, el país tenía una deuda de $us 4.941,7 millones, luego, desde 2015, subió …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *