Inicio / Sociedad / Vecinos desalojan sus casas en Irpavi II; Alcaldía culpa a EPSAS

Vecinos desalojan sus casas en Irpavi II; Alcaldía culpa a EPSAS

La gente se niega a desocupar sus casas y denuncia que en 2017 se advirtió sobre el riesgo del río. Alertaron también de la crecida de los ríos Orkojahuira y Zongo.


Vecinos desalojan sus casas en Irpavi II; Alcaldía culpa a EPSAS Un vecino observa derrumbes en Callapa, al frente de Irpavi. Foto:Sara Aliaga / Página Siete
Wara Arteaga Very / La Paz

Los vecinos del barrio Bugamvillas de Irpavi II no pudieron descansar desde las 4:00 del jueves. Ese momento, el río Irpavi creció más de dos metros de altura y se llevó las calaminas que protegían a las casa construidas por el lugar. Este caudal también se llevó parte de los terrenos.

“Sonaba como a camiones que transportaban piedra, pero más fuerte y de repente sólo silencio, el mismo ruido se repetía a cada momento. En realidad el río se estaba llevando los gaviones”, recordó ayer Bonifaz Bellido, presidente de la junta de vecinos del barrio Bugamvillas.

No hubo lluvias, el día anterior, sin embargo, los vecinos explicaron que al promediar la 1:00 de la madrugada el caudal del río alcanzó casi los dos metros de altura. Aseguraron que toda la noche del jueves fue así.

“Queremos hacer un llamado público a la empresa #EPSAS porque no nos contestan el teléfono y lo digo porque al parecer se habrían abierto las compuertas de la represa”, expresó ayer a las 11:43 a través de su cuenta de Twitter el alcalde Luis Revilla. Dos horas más tarde, también a través del mismo medio, EPSAS explicó que no se abrió ninguna compuerta en las represas del río Irpavi.

Desde las 6:00, la familia de la señora Demisia Esposo empezó a sacar las cosas del cuarto de su hijo mayor, estaba en medio del patio. Ahora esa habitación está colgada en medio de una pendiente que poco a poco desaparece con el río. “Se ha llevado mi casa”, mostraba Esposo a una conocida que llegó ayer al mediodía a visitarla. Con una notificación de desalojo en la puerta, sus cosas están arrinconadas en la esquina de su casa, no piensa irse.

“¿Dónde me voy a ir? Aquí viven 12 personas, mis hijos y nietos, dónde nos vamos a ir”, preguntó Esposo, entre la pena y la resignación. La mitad de la casa en construcción estaba precintada con la frase “peligro”, para que nadie ingrese más de 10 metros.

Ayer por la mañana, la Alcaldía de La Paz notificó a 35 viviendas de los sectores Bolognia-Caliri, Minero Metalúrgico e Irpavi para que los ocupantes desalojen los inmuebles debido a la crecida del caudal del río Irpavi. La comuna destinó además maquinaria pesada para reencausar y estabilizar los bordes del afluente, informó el jefe de la Unidad de Proyectos de la Secretaría Municipal de Gestión Integral de Riesgos, Carlos García. Agregó que estos sectores estaban siendo controlados con camellones (muros de piedra de distinta dimensión).

“No hicieron nada”, dijo en cambio Jeaneth Meriles. La junta vecinal, coincide al respecto, explicaron que desde diciembre del año pasado enviaron cartas a Palca, al Macrodistrito Sur y a Gestión de Riesgos para advertir sobre el movimiento de tierra, el depósito de escombros y solicitar camellonado en el río Irpavi. La última misiva, “sin respuesta”, data de hace 10 días.

Ayer, vecinos denunciaron que la crecida de los ríos Orkojahuira y Zongo afectó varias casas.
Fuente: Pagina Siete.

Vea También

Quillacollo ya cuenta con sala contra la Covid-19

Instalan sala situacional y aprueban plan de rastrillaje. | Alcaldía Quillacollo Con la finalidad de …