Inicio / Uncategorized / Cuenca Taquiña no recibió manejo por conflicto entre dos sindicatos

Cuenca Taquiña no recibió manejo por conflicto entre dos sindicatos

Maquinaria trabaja en el encauce del río Taquiña, la cantidad de material que ha llegado aún no se ha cuantificado. | Mauricio Rocabado
Una protesta del Sindicato Taquiña, en 2017. | José Rocha
La cuenca Chutakawa invadida por viviendas. | José Rocha
Los afectados continúan sacando sus bienes. | Mauricio Rocabado
Laura Manzaneda.
El deslave de la cuenca Taquiña podía haber sido impedido con un manejo adecuado, pero ni la Gobernación ni la Alcaldía de Tiquipaya ni el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) hicieron este trabajo, debido a los conflictos entre los sindicatos agrarios Taquiña y Linkupata que se disputan el agua del río y se enfrentan cuando se realiza alguna actividad en la cordillera.

En enero de 2017, un enfrentamiento entre ambos bandos causó la muerte de un adolescente. El hecho ocurrió cuando afiliados al Sindicato Taquiña (Cercado) limpiaban las tres lagunas en afluentes de la cordillera, pero fueron emboscados por los de Linkupata (Tiquipaya).

Según el secretario de la Madre Tierra de la Alcaldía de Tiquipaya, Andrés Melgarejo, esta fue la razón por la que se dejaron de realizar las acciones de manejo de esta cuenca.

“Con ese problema entre el sindicato Agrario Taquiña y Linkupata, por el que hubo un muerto, nadie ha ido a tocar ni el lado de Tiquipaya, ni el de Cercado. Las comunidades no querían que vayamos a forestar. Se han puesto tan celosos, ambos, pensaban de que uno al ir a forestar iba a ser dueño. Por todas esas cosas, no hubo relación entre Cercado y Tiquipaya para hacer estos trabajos”, dijo.

El funcionario explicó que en la parte baja la Alcaldía ha reforestado y dragado los ríos.

“En sí todos seríamos responsables, esto que nos sirva de experiencia, que de verdad nadie debería de atajarse de la parte alta, donde debíamos reforestar todo. No es pues quemar nomás, ahí está lo que ha pasado”, indicó Melgarejo.

El funcionario indicó que se debe encarar un trabajo coordinado entre todas las instituciones involucradas para solucionar este problema.

La cuenca Taquiña sólo fue intervenida con manejo por el ex Programa de Manejo Integral de Cuencas (Promic) en los años 90.

Casas dañadas

El alcalde del municipio, Juan Carlos Angulo, que después de lo sucedido iniciará un estudio, se reunirá con las autoridades y afectados para determinar qué acciones se van a tomar para respetar las franjas de seguridad.

“La franja de seguridad en esta zona (Juventud Chilimarca) está a 30 metros, deberíamos pensar con este tipo de eventualidades que debía ser de 300 metros, por lo menos es mi posición”, dijo.

Detalló que cerca de la avenida Ecológica la franja de seguridad se reduce a 15 metros. “Eso es más peligroso todavía. Yo creo que no hubo previsión (de anteriores autoridades)”.

ALCALDÍA PRIORIZÓ OBRAS EN LA CUENCA DEL RÍO K’ORA

La Alcaldía de Tiquipaya no previó el manejo integrado para la cuenca Taquiña, porque ya había sido intervenida en el 90, y prefirió solicitar este trabajo para la cuenca del K’ora ante el Servicio Departamental de Cuencas de la Gobernación.

Por lo que el Servicio de Cuencas de la Gobernación estaba trabajando un proyecto para intervenir en el K’ora.

“No hemos pedido el tratamiento en la cuenca Taquiña, porque ya había sido intervenida por el Promic, en cambio el K’ora nunca fue intervenida. Además, había conflictos con los sindicatos agrarios”, dijo.

Explicó que antes del deslave del Taquiña se tenía previsto gestionar recursos del Banco Mundial.

“En el K’ora trabajaremos en infiltración, barreras vivas, colmatadores para que el agua baje con calma”, dijo.

La cuenca Taquiña tiene una extensión aproximada de 11 kilómetros y está ubicada en la cordillera del Parque Tunari.

La conforman entre 15 a 20 afluentes que desembocan en el río del mismo nombre que pasa por el área urbana de Tiquipaya. En ese mismo cauce se encuentra la laguna Taquiña y los ríos Jana Mayu y Linku Pata, que son los más grandes.

HAY AL MENOS 70 VIVIENDAS ILEGALES EN 4 CUENCAS DEL MUNICIPIO DE TIQUIPAYA

En cuatro quebradas del municipio de Tiquipaya existen al menos 70 viviendas que están al medio de los cauces y en las orillas. Los torrentes están dentro del Parque Tunari, por lo que las construcciones son ilegales.

Se trata de los afluentes Greda Mayu que tiene en su cauce unas 15 viviendas; Huñakawa, con 20; Chutakawa con 20 y el K´ora con al menos 15, indicó el director de Madre Tierra de la Alcaldía de Tiquipaya, Andrés Melgarejo.

En diciembre de 2016, las 20 viviendas que se construyeron por medio del cauce de la quebrada desviaron el agua, lo que causó la muerte de tres personas, un niño de la OTB Satélite y de una madre y su bebé en Los Claveles.

“Estamos en ese proceso (de desalojo), en la quebrada, porque es ilegal. Tenemos que poner mano dura, tenemos que sentarnos para solucionar el problema”.

Explicó que la gente insiste en asentarse en el lecho del río para construir su casa.

“La gente es tan fregada, está queriendo ganar al río para querer hacer casitas, es una prueba clara, ahora debemos repensar que al borde del río no se puede hacer casas”, dijo Melgarejo.

En Cercado, también hay problemas de asentamientos ilegales cerca de losríos. En diciembre de 2017, dos hermanos de 2 y 7 años perdieron la vida, porque las viviendas construidas en el cauce de la cuenca 1 Mayo desviaron el curso del agua.
Fuente: Los Tiempos.

Vea También

La audiencia de Julio César Herbas, en Santa Cruz, ayer. | EL DEBER

“Reclutador” de ítems fantasma va a Palmasola y se alistan más citaciones

El juez tercero anticorrupción de Santa Cruz, Roberto Parada, decidió ayer enviar con detención preventiva …