Inicio / Seguridad / Finge ser suboficial y estafa Bs 74.000 por grados en FAB Las víctimas de Quispe pagaron ese monto para conseguirle trabajo a su hijo.

Finge ser suboficial y estafa Bs 74.000 por grados en FAB Las víctimas de Quispe pagaron ese monto para conseguirle trabajo a su hijo.

Fotocopias de los recibos firmados por las víctimas. Foto:Página Siete

Simón Quispe Chiara se hizo pasar por suboficial de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) para estafar 74.000 bolivianos a una familia. El hombre les prometió que con ese dinero el hijo conseguiría el grado de sargento inicial al instante y entraría a trabajar en la institución militar.

“Desde octubre del año pasado fue esto, y así fuimos dando poco a poco hasta hacer un total de 74.000 bolivianos para conseguir el grado de sargento inicial, pero después desapareció con el dinero”, manifestó ayer Grover Lequipe, en la FELCC.

Desde el Comando de la FAB se informó que Quispe no pertenece a la institución, aunque los denunciantes señalan que él ingresaba constantemente a la Primera Brigada Aérea de El Alto y vestía un deportivo de uso militar. El sindicado tiene 47 años y en su carnet figura como músico.

El primer contacto con sus víctimas ocurrió el 8 de octubre de 2017. La madre de Lequipe le contó a una vecina que su hijo andaba buscando trabajo. En esto la vecina le dijo que ella conocía a alguien que podía ayudarles.

Les presentó al supuesto suboficial mayor quien les dijo que trabajaba con un coronel, compraba grados y metía gente a trabajar a la Fuerza Aérea. Esto les costaría entre 10.000 y 11.000 dólares, lo equivalente a unos 76.000 bolivianos.

Dos días después de esa primera reunión, el 11 de octubre, un supuesto coronel llamó por celular a las víctimas y les dijo que entregaran 45.000 bolivianos al “suboficial” para lograr el grado de sargento sin tener que pasar por al menos tres años de estudio en la Escuela de Sargentos de la FAB.

Ese mismo día, en casa de la vecina que los presentó, se le entregó 45.000 bolivianos a Quispe.

Después le dieron otros montos hasta llegar a los 74.000. De esto hay evidencia pues se emitieron varias entregas con sus correspondientes recibos “por concepto de trámites para papeleos”. El último contacto con el estafador fue el 13 de enero de este año.

La Policía recomendó en varias oportunidades que se tenga cautela ante ofrecimientos como éste, pues se debe seguir el conducto regular para ingresar a cualquier institución.

Fuente:Pagina Siete.

Vea También

Despiden a jefe de la planta de urea por denunciar robo de menaje de dormitorios

Instalaciones de la planta de urea. | ABI