Inicio / Sociedad / El dolor se apodera de Tupiza; la riada amenaza a otras zonas

El dolor se apodera de Tupiza; la riada amenaza a otras zonas

“Pedimos a toda la población que por favor nos puedan ayudar… la situación es crítica”, clamó ayer un edil tupiceño. El presidente Evo Morales prometió ayuda.

El dolor se apodera de Tupiza; la riada amenaza a otras zonas
El desborde del río en Tupiza arrastró más de 50 viviendas y amenaza a otras 30. Foto:ABI
El dolor se apodera de Tupiza; la riada amenaza a otras zonas
José Antonio Vásquez  / La Paz / PAGINA SIETE

Un día después del desborde del río Tupiza, el dolor y el llanto se apoderan de los pobladores  del  municipio potosino   porque perdieron sus viviendas, animales y cultivos. La riada arrasó con más de  50 casas y  cientos de hectáreas de cultivos. Ahora,  los  vecinos  viven  en la incertidumbre porque este caudal  no cede   y amenaza a  otros barrios.

“Pedimos a toda la población que por favor nos puedan ayudar… la situación es crítica… ya no tengo palabras para poder expresar y, bueno, espero que de verdad salgamos de esto y podamos recibir este apoyo”, dijo ayer con la voz quebrantada el secretario de Apoyo a la Producción en la Alcaldía de Tupiza, Jesús Reynaldo Guzmán.

Con una población de 47.548 habitantes, el municipio  de Tupiza produce anualmente 56.476 quintales de maíz y, en menor medida, ajo, papa  y alfalfa, según el Instituto Nacional de Estadística de  2013. El alcalde del municipio afectado, Mario Martínez, expresó que la riada y las lluvias se llevaron el “100% de los cultivos”.

“Hemos perdido toda nuestra producción de maíz, papa y hortalizas”, lamentó la primera autoridad edil en Tupiza.

Según  el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi),  el desborde del río Tupiza continuará  hasta la próxima semana. “Si bien la intensidad de las  lluvias disminuye  desde mañana (hoy) en Tupiza, el ascenso en el nivel de los ríos continúa hasta el 6 de febrero. Las autoridades deben tomar los recaudos respectivos”, dijo la pronosticadora Cristina Chirinos.

Martínez contó  que más de 50 viviendas fueron destruidas por la riada en los barrios de Quechisla y 21 de Diciembre. Guzmán agregó que existe el peligro inminente de que la crecida del río “se lleve todo Quechisla”.

“Hemos evacuado a las familias afectadas a los colegios y coliseos pero el río  amenaza a otras 30 casas en la siguiente cuadra”, lamentó Guzmán.

El gobernador de Potosí,  Juan Carlos Cejas, dijo anteriormente que otras regiones afectadas por las lluvias son Atocha y Mojinete, en la frontera con Argentina, además de algunas comunidades de Villazón.

Ayer, autoridades del Ministerio de Defensa, Defensa Civil y el Ejército trasladaron cuatro toneladas de ayuda para los damnificados. “Ha sido muy difícil llegar a Tupiza”, expresó.

El comandante general de la Policía Boliviana, Faustino Mendoza,  dijo que un equipo especializado en salvataje de más 100 efectivos trabaja en las tareas de atención a los damnificados por las inundaciones en  Tupiza.

El alcalde del municipio potosino de Cotagaita, Kenny Chambi, confirmó a Página Siete que el desborde de los ríos cercanos provocó una muerte, 1.000 familias afectadas y al menos 20 viviendas en peligro de derrumbarse.

Conocida como la capital frutícola de Potosí, Cotagaita perdió gran parte de sus cultivos de maíz, papa, hortalizas, frutas, durazno, uva, higo, pera, damasco, manzanas y otros.
Luego de inspeccionar las zonas afectadas por la riada en el municipio de Tupiza, el presidente Evo Morales comprometió ayer ayuda para la construcción de más de 50 viviendas para las familias que fueron  afectadas por el desborde del río en la población potosina.    Con ese objetivo, la autoridad  pidió a las autoridades de esa región garantizar terrenos para ese propósito. “Decidimos que vamos a construir casas. Gobernador y Alcalde deben garantizarnos terrenos para reponer casas dignas.

Tenemos recursos económicos reservados para atender esta clase de momentos”, dijo Morales  en conferencia de prensa.

Desde el miércoles, sectores civiles, ciudadanos y autoridades de más de cuatro  regiones organizan campañas para recolectar alimentos y ropa, entre otros enseres, para los damnificados.

 Colaboración

  • Apoyo El Ministerio de Salud envió ayer casi una tonelada de medicinas, por un valor de 179 mil  bolivianos, al municipio de Tupiza del departamento de Potosí, además de 16 médicos, para atender a los damnificados por las fuertes lluvias y riadas.
  • Campañas  La comuna de Tupiza, la Asamblea Legislativa Departamental de Potosí, el Concejo edil de Oruro y las  alcaldías de Cochabamba y La Paz promueven campañas para recolectar alimentos y ropa   para los afectados por  el desborde de los ríos en el municipio potosino. Se requiere agua, comestibles, medicamentos, frazadas y ropa abrigada”, dijo una de las voluntarias, quien forma parte de un grupo de residentes en La Paz. En la sede de Gobierno   se instalaron varios  puntos de acopio, uno de ellos en  la plaza Abaroa.

Gobernador    indica que “La Paz  no corre riesgos serios”  

Wara Arteaga  /  La Paz

El gobernador de La Paz, Félix Patzi, dijo que en La Paz no se registró  problemas serios como en otros departamentos, pero  se encuentran preparados en caso de que la situación se agrave. “Se está alistando  maquinaria pesada para coordinar con Defensa Civil”, agregó.

La autoridad sostuvo  que las regiones que sufren inundaciones en el departamento son  atendidas por la dirección de alerta temprana. Para lidiar con las emergencias, dijo   que destinan  ocho millones de bolivianos.

Patzi  explicó que los municipios de Guanay,  San Buenaventura, Tipuani y Teoponte fueron afectados  por las fuertes lluvias. “Teoponte ya tenía estos problemas, pero la dirección  de alerta temprana está trabajando cotidianamente en coordinación con Defensa Civil”, informó.

Sobre Tipuani, Patzi  dijo que se reunió con los pobladores del lugar, donde trabajan  para despejar los caminos. Según la autoridad,  por esa tarea resultó afectado un centro de salud, pero  será refaccionado luego de las lluvias.

En la población de Guanay, al norte de La Paz, la situación es más complicada “porque   se desbordaron  dos ríos. Estamos apoyando  con vituallas  y ciertos alimentos”, explicó.

Al respecto el director de Alerta Temprana y Prevención de Riesgos de la Gobernación, Luis Alcoreza, indicó  que las heladas y  las lluvias dejaron 2.000 damnificados en cinco municipios del norte del departamento paceño. Dijo  que  Chuma, Moco Moco y Humanata se encuentran afectados por las fuertes heladas, que ocasionaron la pérdida de producción y ganado.

Alcoreza recordó que en diciembre de 2017,   Guanay registró una fuerte crecida de ríos que ocasionó inundaciones. Por esa razón,  la Gobernación de La Paz tuvo que intervenir con maquinaria, construcción de gaviones y dotación de vituallas.

Vea También

Llaman a cabildo nacional para exigir democracia y un ‘cambio radical’ de la justicia.

En cada uno de los nueve departamentos y en ciudades intermedias se realizarán asambleas simultáneas …