Inicio / Política / Contundente paro de la gente se impone a la Policía en la Llajta

Contundente paro de la gente se impone a la Policía en la Llajta

Los cochabambinos demostraron su cohesión al acatar el paro y bloquear calles y avenidas con sofás, baldes, ollas y turriles. Exigen la abrogación del Código Penal.

Contundente paro de la gente se impone a la Policía en la  Llajta
El transporte público urbano bloqueó puntos estratégicos. Fot:Opinión
Contundente paro de la gente se impone a la Policía en la  Llajta
Contundente paro de la gente se impone a la Policía en la  Llajta
Contundente paro de la gente se impone a la Policía en la  Llajta
José Antonio Vásquez  / La Paz / PAGINA SIETE

Un contundente paro de los ciudadanos en  Cochabamba se impuso  a la Policía y  demostró la unión  de los sectores sociales y la población que, ingeniosamente, bloqueó las calles y avenidas con sofás, sillas, turriles, baldes, ollas, mesas y otros objetos. La medida de presión se realizó para pedir  la abrogación del nuevo Código del Sistema Penal y el respeto a la voluntad del pueblo  expresado en las urnas  que le dijo No a la reelección de  Evo Morales el 21 de febrero de 2016.

“El vecino más humilde ha bloqueado pacíficamente con sillones, sofás y baldes. (Así) este paro contundente del pueblo  exige al Gobierno la abrogación del  Código  Penal que atenta contra los derechos  de los ciudadanos y  las libertades democráticas,  y (además), el respeto del voto del soberano en el referendo del 21 de febrero de 2016”, dijo a Página Siete el miembro de la Coordinadora Interinstitucional por las Libertades Democráticas y ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas de Salud Pública (SIRMES), Carlos Nava.

La Policía  no pudo evitar los bloqueos en la ciudad.

La ciudad de Cochabamba amaneció ayer paralizada por los bloqueos de  maestros, trabajadores en salud,  gremiales, los tres estamentos de la Universidad Mayor de San Simón y el transporte público urbano, entre otros. En el área rural, miembros de  Transporte Pesado de Cochabamba cortaron el acceso a las carreteras que conectan la región oriental con el occidente en lugares estratégicos.

La Policía se desplazó para intentar desbloquear algunas vías que fueron cerradas por los vecinos.

En algunos casos  los uniformados lograban abrir los caminos tras un diálogo con los manifestantes, pero  una vez que se iban los efectivos los ciudadanos volvían a instalar el bloqueo. “Me voy a quedar hasta la noche. No vamos a dejar pasar a nadie”, dijo uno de los vecinos.

Inclusive el rector de la Catedral Metropolitana de Cochabamba, el padre Marcelo Bazán, salió a bloquear con una mesa en la que  colocó  las   imágenes de Cristo  y la Virgen María. “Nuestra arma, el santo rosario… nuestro escudo, la fe y esperanza. No hay palos, piedras ni bombas”, expresó el sacerdote.

Nava indicó que sectores sociales se suman  a las protestas y abandonan la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) porque “traicionaron al pueblo y carecen de representatividad”. “La población boliviana ha dicho basta al autoritarismo del Gobierno y ahora exige que se respeten sus derechos”, aseveró.

Al finalizar la tarde y como un cierre del paro cívico, miles de ciudadanos marcharon desde los barrios alejados de la Llajta  hasta la  plaza 14 de Septiembre para exigir la abrogación del Código del Sistema Penal. “El pueblo dijo No”, fue la demanda  principal  de los cochabambinos.

Medios locales  registraron también  ayer protestas  y marchas contra el Código Penal  en    Oruro, Sucre y Potosí.

El padre  Marcelo Bazán en una de las calles de la ciudad.
Fotos : Opinión

Para hoy, Trinidad  (Beni) anunció un paro cívico. También se anunció movilizaciones en Oruro,   Sucre,  Potosí  y  Tarija.

El presidente de la Cámara Boliviana de Transporte Pesado, Gonzalo Baldivieso, dijo ayer a Fides que su sector determinó un bloqueo nacional de caminos a partir de hoy. “Llamamos a los transportistas a que no transiten por las rutas de Bolivia”, agregó.

COB:  La Conalcam no nos representa 

Un  mitin en el que  participaron  ayer organizaciones sindicales y sociales, encabezados por la  Central Obrera Boliviana (COB),  desconoció la representatividad de la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam).

Más temprano, una multitudinaria marcha descendió desde la Ceja de El Alto y paralizó el centro paceño para exigir   al Gobierno, en la plaza San Francisco,  la abrogación del nuevo Código del Sistema Penal.

 Manifestación  en uno de los puentes de la ciudad, ayer.
Foto:Opinión

“Ese pequeño grupo de dirigentes vendidos por pegas al Gobierno fueron rebasados por sus bases que ahora protestan junto a la COB y exigen abrogar el Código del Sistema Penal”, expresó ayer el máximo ejecutivo nacional de los obreros, Guido  Mitma.

La COB realizará un ampliado  hoy  en el que no descarta convocar a una  huelga nacional indefinida.

“Si Evo gobernara obedeciendo al pueblo no habría estos paros”, dijo Mitma.

Vea También

Interculturales ven “mano negra” en detención del ministro Characayo.

El sector admite que la autoridad tenía el aval político de esta organización afín al …