Inicio / Economía / Indígenas denuncian que chinos trabajan sin permiso de ENDE

Indígenas denuncian que chinos trabajan sin permiso de ENDE

Realizan estudios en Moroco Lajita. | Josué Hinojosa
Equipo usado por la Asociación Accidental Rosita. | Josué Hinojosa
LOS TIEMPOS

Tres dirigentes de la comunidad Moroco Lajita de Santa Cruz denunciaron ayer que 10 trabajadores chinos de la Asociación Accidental Rositas (AAR) realizan estudios con perforación de suelo, desde hace más de un mes, sin contar con la autorización de la empresa ENDE Corporación.

El dirigente de la comunidad, Benigno Barrientos, informó ayer que los pobladores afectados se reunieron ayer con el presidente de  ENDE Guaracachi, Carlos Roca, para comunicarle que al menos 10 ciudadanos chinos trabajan en tierras privadas haciendo estudios en la zona sin autorización.

Los comunarios afirmaron que se sorprendieron cuando Roca les manifestó que ENDE Corporación tampoco autorizó al grupo de asiáticos a ingresar a esos terrenos.

“En la reunión hemos podido evidenciar que no tienen autorización y acordamos que ellos (ENDE Guaracachi) se comprometen hasta el viernes a levantar la presencia de los chinos y paralizar todo estudio”, explicó.

Barrientos consideró que el trabajo entorpece el acercamiento entre ENDE y las comunidades comprometidas con el proyecto.

Por su parte, la jefa técnica operativao para Gestión Socioambiental de ENDE Guaracachi, María Ramos, informó que Roca se comprometió a solicitar una explicación en la Asociación Accidental Rositas ante la denuncia de los comunarios.

Sin embargo, consideró que la reunión fue positiva porque muestra la disposición de la empresa para mantener el contacto y conversar con todos los actores.

Pese al compromiso, Herman Mariscal, comunario afectado, dijo que la comunidad decomisará los equipos si continúan los estudios en sus terrenos.

 

14 comunidades Inundará la el proyecto hidroeléctrico Rositas. Los pobladores temen por el destino de su reubicación.

 

INCERTIDUMBRE EN LAS COMUNIDADES

Barrientos y Mariscal coinciden en que los pobladores de las 14 comunidades cuyos terrenos quedarán bajo el agua con la construcción de la represa, viven en una total incertidumbre puesto que hasta la fecha ENDE no comunicó  de ninguna alternativa de compensación que les permita saber el futuro que les espera.

“¿Por qué los afectados debemos aceptar este proyecto? ¿Qué beneficio nos trae? ¿Dónde pretenden llevarnos? ¿Cómo es la propiedad a la que nos quieren mover?, producimos ganadería y agricultura”, dijo.

Vea También

Qué es la “generación confinada” que sufrirá los efectos económicos del coronavirus por al menos una década

También llamada “generación cuarentena”, este grupo de jóvenes se enfrentará a un futuro mucho más …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *