Inicio / Internacional / El Papa dedica su primera misa del año a los migrantes

El Papa dedica su primera misa del año a los migrantes

Francisco lamentó las políticas de algunos países sobre los refugiados y exhortó a terminar con la “banalidad” del consumismo.

El Papa dedica su primera misa del año a los migrantes
Ofreció el servicio en la basílica de San Pedro. AFP

El papa Francisco pidió ayer en la Ciudad del Vaticano, en la que fue su primera misa del año en la basílica de San Pedro, que se garantice la paz de los inmigrantes y refugiados, y apeló para ello a las instituciones civiles, educativas, asistenciales y religiosas.

“No apaguemos la esperanza en su corazón, no sofoquemos sus esperanzas de paz. Es importante que de parte de todos, instituciones civiles, instituciones educativas, asistenciales y eclesiales haya un esfuerzo por garantizar a los refugiados, a los inmigrantes, a todos, un futuro de paz”, manifestó el Pontífice.

Francisco dedicó la homilía del primer acto litúrgico del año a destacar el papel de la Virgen María, ya que la misa estaba dedicada a ella, en un día en el que la Iglesia Católica celebra la 51ª Jornada Mundial de la Paz.

El Papa insistió que se garantice a los refugiados un “futuro de paz” y, en el caso de los migrantes, que no se olvide la travesía que realizan. “Están dispuestos a arriesgar la vida en un viaje, que en gran parte de los casos es largo y peligroso”, afirmó.

Asimismo, el Sumo Pontífice expresó que lamenta las políticas de acogida que tienen algunos territorios donde los migrantes buscan refugio.

“En muchos países de destino se ha difundido ampliamente una retórica que enfatiza los riesgos para la seguridad nacional o el coste de la acogida de los que llegan”, sostuvo el Papa.

En lo que concierne a los migrantes que abandonan su país de origen en busca de mejores oportunidades, Francisco valoró el aporte que llevan a las sociedades que los acogen.

“No llegan con las manos vacías a los países que los reciben, sino que traen consigo la riqueza de su valentía, su capacidad, sus energías y sus aspiraciones y, por supuesto, los tesoros de su propia cultura, enriqueciendo así la vida de las naciones que los acogen”, aseveró en la homilía.

Consumismo

En el encuentro religioso, Francisco también se refirió al consumismo y la conducta de los hombres frente a la banalidad.

“Hay que abandonar el bagaje inútil de la vida en el 2018, evitando la banalidad del consumismo y las conversaciones vacías”, recomendó a los fieles.

El Pontífice reflexionó sobre cómo saborear el verdadero significado de la vida y compartió su “receta” para llegar a lo esencial, que incluye guardar un momento de silencio todos los días para “estar con Dios”.

“Hacer esto ayuda a evitar que nuestra libertad se vea corroída por la banalidad del consumismo, el estruendo de los comerciales, el torrente de palabras vacías y abrumadoras olas de conversaciones vacías y gritos”.

Francisco exhortó a sus fieles a “redescubrir lo que realmente importa” y comenzar el año alejados de la discriminación y la retórica xenofóbica.

Fuente: Página Siete

Vea También

En Perú piden expulsar a embajador de Bolivia y plantean el cierre de fronteras.

Desde el vecino país señalan que Morales no es una persona cualquiera, al ser el …