Inicio / Política / Evo invita a firmas a invertir, pero en 11 años solo dos llegaron al país

Evo invita a firmas a invertir, pero en 11 años solo dos llegaron al país

Expertos observan que en una década solo la rusa Gazprom y la argentina YPF firmaron proyectos. No hay mercados a largo plazo y existe poca seguridad jurídica, dicen los especialistas. Los nuevos contratos son ampliaciones en áreas tradicionales

 

El presidente Juan Evo Morales se reunió con miembros importantes del Foro del Gas
 Ernesto Estremadoiro Flores / EL DEBER

Inviertan, pero no hagan política, ese fue el mensaje que dio ayer el presidente Evo Morales a las diferentes delegaciones que participan en el IV congreso del Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG), que se realiza en la ciudad de Santa Cruz.

“Quienes quieren invertir en Bolivia bienvenidos, pero respetando las normas bolivianas  y no hagan política para conspirar a un Gobierno”, afirmó el mandatario en su discurso.

Para expertos del sector energético, las palabras del mandatario fueron inoportunas. Más  cuando el país necesita atraer con urgencia nuevas inversiones para la exploración, porque desde hace 11 años solo dos empresas extranjeras nuevas lograron proyectos concretos para la búsqueda de gas: YPF de Argentina en el área de Abapó y Gazprom en los bloques Acero e Ipati-Aquío.

Inoportuno
Para el experto Hugo del Granado,  las palabras del presidente fueron inadecuadas, más en un evento como el foro, que es un espacio de intercambio de posiciones entre los principales actores del sector a escala global.

Prosiguiendo su análisis, detalló que el sector necesita nuevas inversiones, dado que en los últimos 11 años tres empresas llegaron al país para
invertir, pero solo dos lograron consolidar proyectos exploratorios.

“En 11 años solo llegaron YPF de Argentina y Gazprom, que cuentan con proyectos. También vino Pdvsa, pero su accionar fue más político y se fue”, dijo.

El 1 de agosto de 2013, Gazprom International, Total E&P Bolivie e YPFB suscribieron el contrato sobre el bloque Azero, que indica que es una empresa conjunta que se encargará del desarrollo y extracción de hidrocarburos en caso de detección de reservas con potencial comercial en la zona.

Las participaciones en la futura empresa conjunta fueron distribuidas de la siguiente forma: YPFB, con el 55%, Gazprom International y Total E&P Bolivie, con un 22,5 %, cada una.

Los intereses de la rusa también están puestos en el desarrollo del bloque Ipati-Aquío, ubicado entre los departamentos de Santa  Cruz y Chuquisaca que, junto con el Azero, abarca 785.625 hectáreas.

Recientemente el Ministerio de Hidrocarburos aprobó un anteproyecto de ley para suscribir un contrato con la petrolera argentina YPF, que invertirá $us 959 millones en el área Abapó, que tiene un potencial de 3 TCF de gas. “Si solo hay dos empresas nuevas, es que algo anda mal”, matizó.

El consultor petrolero, Marcelo Campero, dijo que ante este panorama las declaraciones no aportan a la iniciativa que tiene el congreso del foro.

“Esta actitud se viene repitiendo cada vez más. Las empresas necesitan estabilidad”, afirmó.

Para el experto, es necesario que el país abra sus puertas y flexibilice las normas para atraer más capitales foráneos.

Otras fuentes ligadas al sector corroboraron las afirmaciones de Del Granado y cuestionaron que a la fecha el Gobierno firmara acuerdos con empresas que operaban desde antes de la nacionalización de 2006. Incluso, los nuevos contratos son ampliaciones en zonas tradicionales.

Si bien Shell volvió a operar en el país luego de ocho años, lo hizo con la compra de BG Group, que ya tenía presencia desde 1999, y tiene participaciones en seis licencias de exploración y explotación en el país. Por lo tanto, sus operaciones tampoco son nuevas.  Aunque se comprometió a invertir $us 100 millones en exploración, indicaron.

Hay condiciones, dice el Estado

Pese a las críticas, el Gobierno en numerosas ocasiones aseguró que el Estado brinda todas las condiciones para las empresas extranjeras que operan en el país. En diferentes oportunidades el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez,  señaló que Bolivia ofrece condiciones óptimas a las compañías extranjeras para que inviertan en Bolivia.

Además, luego de advertir a las petroleras de que no hagan política, el presidente Evo Morales aseguró que las inversiones de las compañías están garantizadas.

“Si alguien quiere sumarse a estas políticas paridas por el pueblo boliviano, bienvenido y su inversión será garantizada”, afirmó.

Para el exsuperintendente de Hidrocarburos de Bolivia Hugo de la Fuente, el hecho de que el país tenga solo dos empresas nuevas operando se debe a dos factores importantes en el mercado del gas: la falta de mercado a largo plazo y seguridad jurídica.

La exautoridad señaló que ninguna compañía invierte grandes cantidades de recursos  si no hay mercado de por lo menos 20 años.

Con relación a la seguridad jurídica, De la Fuente señaló que Bolivia tiene una Constitución aprobada en 2009 y una Ley de Hidrocarburos promulgada en 2005.

Empresas invierten

La presidenta de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE), Claudia Cronenbold, señaló que los objetivos de las firmas privadas no son políticos, sino comerciales.

“Las empresas buscan oportunidades para invertir y hacer crecer sus negocios en el largo plazo. Su razón de ser no es político”, afirmó.

En el evento, el secretario general del Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG), Mohammed Hossein Adeli, llamó a los países a fomentar la competencia en el mercado.

El líder de la organización no ve una sobreoferta del carburante y dijo que espera que el consumo a escala mundial este año crezca un 2% impulsado por la fuerte demanda de Asia y de los estados europeos.

Vea También

Argentina y ONU rechazan las amenazas de violencia de Evo

En una reunión privada, dos enviados de Alberto Fernández expresaron a Morales que no avalan …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *