Inicio / Economía / Bolivia está en albores del bono demográfico

Bolivia está en albores del bono demográfico

Un reporte de BlackRock Retirement Institute (BRI) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa) señala que una mayor población en actividad laboral genera ahorro y contribuye al crecimiento económico.

EL DIARIO

El dividendo demográfico, también conocido como bono demográfico, es una gran oportunidad para los países de ingresos medios como Bolivia para mejorar su desempeño económico, ya que implica que el mercado laboral seguirá acrecentándose, para lo que el Estado y el sector privado deben asumir mayores inversiones en capital humano y la generación de mayor empleo en condiciones de calidad.

CRECIMIENTO

Esa apreciación fue formulada por BlackRock Retirement Institute (BRI) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa), que señalaron, en un artículo, cómo el dividendo demográfico puede conducir al crecimiento económico a largo plazo y la estabilidad fiscal de las economías más grandes de América Latina.

De manera particular, este dividendo puede sentar las bases para incrementar el ahorro para el retiro, ya que existe un número mayor de trabajadores generando ingresos, ahorrando e invirtiendo en una economía más dinámica.

ONDA EXPANSIVA

En condiciones ideales, el efecto de onda expansiva de este ciclo virtuoso conduce a numerosos beneficios sociales en todo un país, incluidos mejores niveles de vida y una mejor preparación para el retiro señaló el documento.

Según el experto del Banco Mundial, Marcio Cruz, Bolivia se encuentra en los albores del bono demográfico. Explicó que la población en edad laboral crecerá hasta 2050 y a partir de ese año declinará ese crecimiento. Comparó a Bolivia con países africanos, quienes también se encuentran en similar posición.

CONDICIONES ADVERSAS

Sin embargo, las economías difieren mucho entre ellas, y Bolivia no es la excepción, ya que a pesar de tener un bono demográfico a favor, las condiciones todavía son adversas para generar nuevas fuentes de trabajo.

La falta de seguridad jurídica, la presión fiscal y tributaria, así como la normativa en gorrosa, son factores que impiden a las empresas a crear nuevas industrias, y frena los emprendimientos nacionales así como la llegada de inversión extranjera.

AHORRO

El artículo destacó que algo esencial para poder lograr estos beneficios es contar con tasas de ahorro más altas. Aquellos programas dirigidos a alcanzar una variedad de objetivos económicos y de desarrollo relacionados, a la postre pueden empoderar a más personas de modo que puedan integrarse a la fuerza de trabajo y comenzar a ahorrar e invertir para el retiro.

Pero si no se tiene un empleo de calidad y con todos los derechos laborales, y se trabaja en la informalidad, difícilmente podrá generar ahorro.

Sin embargo, el artículo sostiene también que este incremento en el ahorro y la inversión pueden generar mayores beneficios macroeconómicos y en el área del desarrollo humano, haciendo realidad la promesa del dividendo demográfico.

Para acelerar estas dinámicas, los países de América Latina (AL) pueden considerar una variedad de pasos con tal de aumentar las tasas de ahorro de manera significativa.

CICLO ECONÓMICO

La esencia del potencial del dividendo demográfico se encuentra en la estrecha relación entre las características demográficas y la actividad económica, que tiene su origen en el concepto del “ciclo de vida económico”. Aquél quiere significar un patrón de producción y consumo que cambia a medida que una sociedad y las personas envejecen.

Aquellos países que se están beneficiando de un dividendo de este tipo, una mayor proporción de la población se encuentra en el período del ciclo de vida económico en el que su producción supera al consumo, generando ahorro.

INVERSIONES

Como resultado de lo anterior, el dividendo demográfico puede impulsar el crecimiento económico nacional a corto y largo plazo, incluidos los siguientes aspectos: Tasas de ahorro, una mayor proporción de la población está en su mejor momento para generar ingresos, ahorrar e invertir; Retornos de inversión, mayor capital local y financiamiento amplían oportunidades de inversión y pueden proporcionar mayores ganancias; y productividad, la inversión puede asignarse a la infraestructura que permite una mayor eficiencia y retorno de capital.

Vea También

Expertos ven poco probable que se pague el segundo aguinaldo

Con un 4% de crecimiento del PIB a marzo, los economistas creen que haber alcanzado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *