Inicio / Farándula / Liliana Colanzi “La escritura es conectar con lo desconocido de nosotros”

Liliana Colanzi “La escritura es conectar con lo desconocido de nosotros”

  • Artista. La escritora cruceña reconocida a nivel internacional. | Archivo
Elizabeth Arrázola / Los Tiempos

Cuenta que de niña le gustaba mucho jugar con libros y disfraces, al parecer un acto premonitorio o un ensayo de lo que hoy hace en la realidad la escritora boliviana Liliana Colanzi, quien es finalista junto a otros cuatro autores en el Premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez, con el libro de cuentos  “Nuestro mundo muerto”.

La autora, quien considera que en su quehacer literario es muy importante conectar con alguna pulsión primitiva y salvaje, tiene un doctorado en Literatura Comparada que concluyó en diciembre de 2016 con una tesis sobre animales, monstruos y cyborgs, y ahora enseña en la Facultad de Español de la Universidad de Cornell, EEUU.

A continuación, la autora nos habla de su escritura y las emociones que provocan hacia ella uno de los más bellos actos creativos: la literatura.

 

— ¿De dónde crees que viene este impulso de contar cuentos por escrito?

— Escribo desde niña y la pulsión de contar cuentos nació como un rechazo a mi propia realidad, que me parecía aburridísima; me interesaban más los personajes y las situaciones de los libros que las personas y las situaciones reales. Después, durante los años que mantuve un diario, la escritura también fue una forma de exploración interior y de diálogo conmigo misma. Ahora veo la escritura como una manera de conectar con lo desconocido de nosotros mismos y de los demás, de hacer que hable eso otro que no sabemos que nos habita.

 

— Tienes algún método para escribir, cómo lo haces….

— No tomo muchas notas, excepto cuando se trata de palabras que me gustaría incluir en una historia por cómo suenan. Por lo demás, generalmente todo comienza con una imagen que me da vueltas durante muchos meses mientras estoy escribiendo algo distinto o haciendo otras cosas. Si la imagen persiste, sé que hay algo allí que debo perseguir. Escribo en casa, no me puedo concentrar en lugares públicos. Soy muy lenta, necesito unas tres horas por delante para escribir y no puedo trabajar en varios cuentos a la vez.

 

— ¿Y cómo eliges los temas o ellos te eligen?

— Me cuesta escribir solamente a partir de temas, para mí son igual de importantes las atmósferas, conseguir que un texto responda a una cierta vibración, por llamarlo de alguna manera. Generalmente a los escritores nos preguntan mucho por los temas, pero en mi caso necesito también vislumbrar una forma, un modo de contar la historia, y la forma muchas veces me señala lo que después puede reconocerse como el “tema” del cuento. ¿Cómo voy a contar esta historia? ¿Cuál es la respiración del texto? Si tengo el tono y la atmósfera, el cuento me va descubriendo por sí mismo de qué va. Obviamente, hay cuestiones que me interesa explorar (en “Nuestro mundo muerto” se repiten ciertos temas, como la locura, la obsesión, lo sobrenatural, la muerte), pero esto no lo sé hasta que el cuento está escrito y necesito mantener esas cuestiones a un nivel subconsciente, un poco veladas para mí misma, para que no pierdan su poder. Para mí es muy importante conectar con alguna pulsión primitiva, salvaje, y escribir desde ese lugar.

 

— ¿En qué estás trabajando ahora?

— Acabo de terminar un cuento que transcurre enteramente en una cueva y sus alrededores, y que empieza en el Cretácico y termina cuando los humanos ya no están más en este planeta. En ese cuento quería experimentar con el tiempo, con la forma en que la escritura también te puede dar un sentido de lo cósmico.

 

—  ¿Cómo cambiará tu vida estar entre los finalistas del Premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez? ¿Y qué piensas de él?

— No sé cómo pueda cambiar, pero me siento muy agradecida de estar entre escritores que admiro y de tener la posibilidad de descubrir a otros cuentistas que no conocía. El premio García Márquez es una apuesta fuerte por el cuento y eso, en un campo literario obsesionado por la novela, envía una señal muy alentadora.

 

—  Me llama la atención que vivas en Ithaca.

— ¡A mí también! Nunca me imaginé vivir en los Estados Unidos y menos aún en una ciudad pequeña y con un invierno tan crudo. Durante varios años lamenté estar a la vez tan cerca y tan lejos de la ciudad de Nueva York, donde todo ocurre en simultáneo, pero ahora pienso que el aislamiento de Ithaca me protege de varias distracciones, y yo tiendo muy fácilmente a la distracción. Además, disfruto mucho de la naturaleza en Ithaca, de sus impresionantes acantilados, sus ciervos y sus bosques.

 

— ¿Qué opinas de la vida y la muerte? Cómo lidias con eso de saber que cualquier momento podemos morir. O finalmente no te importa… Leí un artículo escrito por ti sobre la adicción al clonazepan y me pareció una gran lucha por vivir.

— No tengo una opinión sobre la muerte, y si la tuviera, mi opinión no podría cambiar el hecho de que con cada minuto nos acercamos un poco más a ese trance tan misterioso y tan definitivo. Sí me mido a diario con la idea de mi propia muerte y la de mis seres queridos, y con la pequeñez de lo que representa nuestro paso por la Tierra. Me intriga la muerte, pero también me intriga mucho la crueldad inherente a estar vivos: para vivir, necesariamente tenemos que matar a otros seres.

 

3-_pag5-lecturas.jpg

iliana Colanzi Serrate
Archivo

UN POCO DE COLANZI

Nombre completo: Liliana Colanzi Serrate

Nacimiento: 27 de marzo de 1981

en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia

Residencia: Ithaca, Nueva York

Nacionalidad: Boliviana

Alma máter: Universidad Cornell (doctorado);  Universidad de Cambridge (maestría); Universidad Privada de Santa Cruz de la Sierra (licenciatura)

Posgrado: Doctorado en Literatura Comparada de la Universidad de Cornell

Maestría en Estudios Latinoamericanos, Universidad de Cambridge

Ocupación: Escritora

Género: Cuento, novela

Distinciones: Premio Internacional de Literatura Aura Estrada 2015

 

Vea También

Anne Hathaway denuncia que a los 16 años la incitaron a perder peso para actuar

“Soy cuidadosa en la celebración sobre cómo está cambiando Hollywood, hay mucha más inclusión corporal, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *