Inicio / Sociedad / Chapare destrona por primera vez a Yungas en el torneo Taza de Café

Chapare destrona por primera vez a Yungas en el torneo Taza de Café

En la tercera versión de la competencia, la producción cochabambina superó a la de los Yungas, región que concentra al 96% de los cafetales bolivianos.

Chapare destrona por primera vez a Yungas   en el torneo Taza de  Café

Miembros del jurado en la cata de las 10 muestras finalistas del torneo de café. Fotos: Gentileza Raúl Pérez

Leny Chuquimia / Página Siete  La Paz
Ante el Chapare, los Yungas perdieron el primer puesto del torneo cafetalero Taza Presidencial Evo Morales Ayma. Con 92 puntos, la producción de Villa Tunari se convirtió en la primera  en obtener la denominación de Café Presidencial en la historia del campeonato de calidad.
“Por primera vez, de las tres versiones, hemos conseguido un café de muy alta calidad. En años anteriores los puntajes llegaron a los 87 y 88, que son muy buenos, pero aún no alcanzaban para ser  Presidencial. Este año Villa Tunari obtuvo 92”, manifestó el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Café (Anproca), Nelson Tovar.
El segundo lugar fue para una de las  muestras provenientes de Caranavi, que  estuvo seis puntos por debajo del grano cochabambino. Los jurados internacionales destacaron el gusto frutal del café boliviano.
Villa Tunari, el mejor café
Nervioso, estrujando el agarrador de un maletín negro, Valeriano Callejas estudiaba la reacción de cada uno de  los jurados que en sonoros  sorbos  califican la calidad de las 10 mejores  muestras  del país. Era la primera vez que se presentaba a una competencia,  pero su producción ya era  parte de ellas.
Empezó el torneo  junto a otros 109 productores que se quedaron en el camino durante las tres rondas de selección. Representantes y catadores de  empresas importantes en el rubro  de Japón, Francia, Lituania y Bolivia fueron parte del jurado. Ellos  le dieron a Callejas la catalogación de café especial.
Pero, ¿qué  hizo que su cosecha sea mejor que las otras?. “La juventud del cafetal y el manejo del cultivo”, asegura Tovar.
En Bolivia, el 96% de la producción de café proviene de los Yungas paceños y cerca del 80% específicamente de Caranavi, zona que por años mantuvo el primer sitial en calidad. El resto corresponde a nuevas zonas de producción, pero con mucho potencial como el Chapare.
“La calidad del grano es cuestión de manejo, abonamiento y de plantaciones nuevas que dan cafés jóvenes. En 2015 -en el primer torneo-  el ganador con 87 puntos  fue un productor de Charazani, una zona que está dentro del parque Apolobamba, una  producción muy baja pero de muy alta calidad”, manifestó el representante de Anproca.
Y es que la antigüedad es uno de los factores que afectan a la producción. Los cafetales de los Yungas tienen hasta 30 años.
Hasta  2001 la exportación del café estaba  superando los 109 mil sacos (60 kilogramos cada uno). A partir de ese año hubo una caída “estrepitosa” por fenómenos climáticos, el ingreso de plagas y plantaciones y variedades viejas. Desde entonces Bolivia  exporta un promedio de 80.000 sacos.
“La herencia de capicultures viene de plantaciones bastante viejas con variedades  poco productivas, como las que conocemos como criolla, que viene prácticamente desde las haciendas”, explicó Tovar.
 Para atender este problema el sector ha propuesto un plan de dinamización que requiere de 250 millones de bolivianos. Uno de sus principales puntos es la renovación de los cafetales y  la expansión de nuevas zonas, como Villa Tunari.
“El año pasado, el Presidente comprometió el apoyo financiero. Entonces, planteamos que en cinco años podríamos generar 50 millones de dólares”, indicó.
En el caso del productor cochabambino, la producción  de su  cafetal no solo llegó al primer puesto por su  juventud. Los productores de esta zona también son productores de  hortalizas y las frutas que son cultivadas con abono. Ese tratamiento fue  transmitido al café y  como resultado ha dado una alta calidad.
El pasado 15 de octubre, durante la final del Torneo Taza de Café Presidencial, Valeriano  fue coronado con una guirnalda de flores por tener el mejor café del país. “Es la primera vez que  participo, sólo he venido para saber cuánto cuesta mi café”, señaló Callejas.
Los  microlotes
Cantidad La calificación no es dada a todo el cafetal, sino a una cantidad determinada de la  producción. Los cafés destacados provenientes de zonas  de conservación como Villa Tunari podían participar con cinco quintales, mientras que zonas tradicionales como los Yungas debían participar con al menos 15 quintales.
Subasta  Estos cafés entrarán en subastas  electrónicas. Parte de la producción ganadora es llevada  a  Palacio de Gobierno para el consumo del Presidente.
imagen
imagen

Vea También

Boliviana premiada por Amphibian Survival”

TERESA CAMACHO JUNTO A LA RANA JULIETA. Amphibian Survival Alliance otorgó un premio a la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *