Inicio / Sociedad / Vecinos: El Alto es rehén del caos y los abusos de choferes

Vecinos: El Alto es rehén del caos y los abusos de choferes

Ancianos, personas discapacitadas, escolares y vecinos en general soportan el maltrato diario de los conductores.

Vecinos: El Alto es rehén del caos y  los abusos de  choferes
José Antonio Vásquez  / El Alto / Página Siete
Vecinos de cuatro barrios populosos de El Alto, cruce Villa Adela, extranca Río Seco, Ciudad Satélite y la Ceja, coincidieron en señalar que son “rehenes” del caos vehicular  y  los abusos de los choferes de transporte urbano sindicalizado de El Alto.
Malos tratos, insultos, falta de consideración a personas de la tercera edad, discapacitados y escolares son desde hace varios años el pan de cada día de la población alteña que tiene que soportar “resignada” ese tipo de conducta que ya es  “normal” y se ha naturalizado.
Caos vehicular
Página Siete recorrió los cuatro barrios mencionados y constató que estudiantes, universitarios, comerciantes, trabajadores y vecinos  “sufren” para trasladarse. Los vecinos atribuyen la desorganización  vial y accidentes, en gran medida, a los minibuseros.
“Ellos paran donde quieren, tramean en el lugar que  quieren y se  estacionan donde les da la gana. Es por esta razón que hay tantos atropellos y accidentes”, dijo Teresa Mujica,  vecina hace 10 años del barrio de San Martín camino a Viacha.
En los sectores del cruce Villa Adela, extranca Río Seco y sobre todo en la Ceja este medio evidenció que si no hay control policial o edil cerca, una parte de los minibuseros continuaron su recorrido por más que el semáforo estaba  en luz roja, poniendo en riesgo a los transeúntes que pasaban por el lugar.
“Hay tantas paradas de los transportistas sindicalizados en la Ceja que provocan estas trancaderas”, sostuvo Estean Choque, quien buscaba transporte en la avenida 6 de Marzo.
El jefe  de la División de Accidentes de Tránsito de El Alto, Pablo García, sostuvo que esa unidad sólo cuenta con 125 uniformados que se despliegan a todas las zonas para controlar el tráfico vehicular.
  “Los choferes sindicalizados también tienen su personal que sale a controlar a sus afiliados en los puntos conocidos de trameaje”, agregó García.
El maltrato
Ana María Blanco, que hacia compras acompañada de su hijo por la feria de Pacajes en el cruce Villa Adela, lamentó  que los minibuseros “sean tan desconsiderados” con los vecinos .
“Cuando tardo en abrir la puerta del minibús para entrar con mi wawa, casi todos los conductores me riñen y me piden que me apure. Somos rehenes del trameaje de los choferes que nos hacen pagar doble pasaje”, exclamó Blanco, vecina hace 43 años del barrio de Tilata en Villa Adela.
Los choferes alteños  piden constantemente el incremento en los pasajes  pero  Teresa Mujica, vecina de Villa Adela, sostuvo convencida que acceder a ello será contraproducente. “No solucionó los trameajes en La Paz”.
Mujica añadió que los  choferes    compran un minibús y “ya se creen dueños de las calles” y tramean y estacionan “donde les da la gana” y  “si reclamamos, ellos sólo saben decir bájese de mi movilidad”, acotó.
 Evelyn Laura y su pareja Miguel Huañapaco coinciden en que  los pasajeros  se resignaron a los malos tratos de los transportistas  por la prisa de llegar a determinado lugar.
“La conducta de los choferes es también por nuestra culpa porque nosotros dejamos que ellos actúen así”, añadió Huañapaco mientras una anciana con su aguayo cargado intentaba en vano hacer parar un minibús que se pasó de largo en el cruce Villa Adela.
imagen
En la Ceja, María Lazarte vendía sus helados  y tímidamente contó que ella vio “muchas veces” que los minibuseros se niegan a prestar servicio a los ancianos porque “ellos caminan despacito”. Con su mirada puesta en el tráfico de Villa Adela, Mariano Quispe, de 70 años, dejo un pedido a los choferes: “No le den un mal ejemplo a los niños ni a la sociedad”, reflexionó.
Canillita hace 48 años en la extranca de Río Seco, Carlos Cordero, que acomodaba y vendía  sus periódicos en su puesto,  manifestó que el maltrato de los choferes también afecta a las personas con discapacidad.
Censuran  agresión de dirigentes
El 26 de septiembre, la Federación Andina de Choferes de El Alto, rechazó que  la Secretaría Municipal de Movilidad Urbana Sostenible (SMMUS) multe a los choferes trameadores e infractores. Por tal motivo,  más de 50 dirigentes, encabezados por  su ejecutivo Víctor Tarqui, pintarrajearon y destruyeron muebles de dicha entidad.
Página Siete intentó conversar con los choferes sindicalizados sobre la nueva disposición edil de multas,  además de los destrozos que sufrieron las instalaciones de la SMMUS. Pocos se animaron a hablar del tema.
Sin embargo, el chofer Reynaldo Nina, del sindicato Arco Iris,  expresó que la Alcaldía ya debería nivelar los costos de los pasajes que se mantienen a un boliviano hace más de 15 años.
“No estoy de acuerdo con que los dirigentes agredan instalaciones municipales, antes se debe agotar el diálogo. Pero las autoridades tienen que entender que  nosotros no podemos pagar doble multa a la Alcaldía y la Policía”, agregó Nina.
Vecina de Río Seco hace 20 años, Rosmery Flores criticó el accionar de los dirigentes de la federación andina hacia la  SMMUS. “Eso está mal porque al final (arreglar) esos daños se pagan de nuestros impuestos”, agregó la  gerente de la farmacia Flor de Dios II. Mientras Cordero observó que la Policía no haya acudido “rápido” a  socorrer  a los funcionarios  de la SMMUS sino que fueron dos horas después y “no evitaron los destrozos”.
Bases desaprueban agresiones de sus dirigentes
imagen
Choferes de los sindicatos de minibuses Arco Iris, Unión y Progreso, Ciudad Satélite, Villa Victoria y de trufis Trans Satélite expresaron su desacuerdo con el accionar de sus dirigentes que pintarrajearon y destrozaron las oficinas de la Secretaría Municipal de Movilidad Urbana Sostenible (SMMUS) a comienzos de esta semana.
“El proceder de nuestros dirigentes fue malo pero es que se debe aclarar ese punto ¿O nos va a multar la Alcaldía o lo hará Tránsito?”, sostuvo un chofer de Trans Satélite que pidió reserva.
  El lunes, el SMMUS anunció que empezaría a sancionar a los choferes que cometan infracciones y trameajes en esa urbe.
Un día después, la Federación Andina de choferes de El Alto, rechazó esta disposición de la comuna. En horas de la tarde más de 50 dirigentes y socios, encabezados por su ejecutivo Víctor Tarqui, pintarrajearon y destruyeron muebles de dicha entidad.
    Este medio intentó entrevistar a choferes de minibuses en Villa Adela, Río Seco y la Ceja sobre el tema de destrozos a propiedad edil. Más de 20 no quisieron hablar del tema y sólo cuatro se animaron a conversar y pidieron reserva de sus nombres.
Un chofer del sindicato Villa Victoria sostuvo que “los dirigentes no pueden actuar de esa manera”. “No apruebo este tipo de actitud”, agregó y  reclamó por lo elevado de las multas (Bs 200).
 Por su parte un conductor del sindicato Villa Victoria reprochó la conducta dirigencial de la Federación Andina. “No es bueno mostrar esas actitudes. Antes ambos (Alcaldía y dirigentes) deben dar prioridad al dialogo”, acotó el trabajador del volante.
“La dirigencia es autoritaria y no quiere hacer cambios”
imagen
El secretario  Municipal de Movilidad Urbana Sostenible (SMMUS), Moisés Ávila, manifestó que los dirigentes de la Federación Andina de Choferes son autoritarios y no quieren cambios que mejoren el ordenamiento vehicular en la urbe alteña.
Criticó la falta de propuestas de ese sector y mencionó que la socialización sobre la emisión de multas por parte de la Guardia Municipal de Tránsito continuará en estos días. Todavía no hay una fecha definida  para emitir boletas de infracción, agregó.
Página Siete ¿Tienen una fecha establecida para empezar a multar a los choferes infractores?
 MA: En estos días seguimos con el proceso de  socialización pero eso no significa que detengamos este proyecto.
 Tenemos conocimiento de cómo los vehículos particulares y del transporte sindicalizado   se estacionan de manera arbitraria en las calles y avenidas del casco urbano de la Ceja y nosotros buscamos descongestionar estas vías a través de las multas.
 ¿En esta semana sancionaron a algún infractor?
A ninguno.
La fecha en la que la Alcaldía comenzará a emitir boletas de sanción está sujeta al diálogo que tienen con los dirigentes?
Hemos sido amplios en ese tema pero la dirigencia   es  autoritaria no quiere hacer cambios ni que la Secretaría de Movilidad mueva un dedo.  Continuaremos adelante con este proyecto.
¿Qué les puede decir a los choferes sobre la doble multa (Alcaldía y Tránsito)?
La Constitución nos otorga competencia exclusiva en ese tema que seguramente lo resolveremos con la Policía la próxima semana.
Los minibuseros se quejan porque las sanciones implican multas  hasta de 200 bolivianos
Eso es falso. Las multas son de 10, 15 y 20 bolivianos. Sólo en el área de restricción vehicular de la Ceja las infracciones son  de 70 a 200 bolivianos en el caso de los reincidentes.
¿Dónde se destinará el dinero recaudado por  las multas?
Estos ingresos que se podrían generar irán al mantenimiento de vías, semáforos, intersecciones y las señalizaciones de tránsito que irá a favor de los mismos choferes.
Nuestros guardias municipales fueron  capacitados por profesionales que vinieron de Ecuador, Tránsito de la Policía Boliviana. Ellos conocen la normativa vial y  saben cómo controlar el tráfico vehicular, además de servir a la sociedad.

 

“Hay vecinos alterados pero igual hay que tratarlos bien”

imagen

El máximo ejecutivo de la  Federación Andina de Choferes en El Alto, Víctor Tarqui, sostuvo que los minibuseros también tienen que lidiar con vecinos que  “son alterados” pero ellos buscan tratarlos bien; sin embargo asegura que “son pocos los choferes que maltratan” a los pasajeros.

 Agregó que ellos “no aceptarán” ni negociarán “una doble sanción” por parte de la Policía y la Alcaldía alteña.
Página Siete: Los choferes de sindicatos no están de acuerdo con pagar una doble multa pero    desaprueban las agresiones de sus dirigentes esta semana a las oficinas ediles.
VT: Actuamos con los secretarios generales de los sindicatos que se sintieron molestos porque Moisés Ávila nos invitó a sus oficinas pero nos cerraron la puerta en la cara.
La Alcaldía ahora nos quiere procesar por eso. Nosotros no hemos hecho nada porque  lo que se vio sólo fue las oficinas llenas de basura. Seguiremos, defendemos los intereses de nuestros compañeros.
 Los choferes, al igual que los vecinos, piden que antes de actuar de esta manera se agoten las vías del dialogo.
Pregunto si a cualquier persona le gustaría recibir una doble multa. Es eso lo que nos molesta. No bajaremos la guardia en este tema.
La Alcaldía asegura que hasta la fecha no emitió ninguna multa por infracción y que socializan la medida con este sector.
Y no van a emitir ninguna boleta de infracción porque la ley nos asiste. Ellos no nos pueden amedrentar y si tenemos que ir a paros, huelgas o bloqueos, lo haremos.
Nosotros en ningún momento dijimos que no queremos ser sancionados pero sólo tiene que haber una autoridad que lo haga.
En este caso, ¿las actitudes de los dirigentes no serían precipitadas si la Alcaldía  todavía no emitió multas?
  Mire, los dirigentes no podemos quedarnos de brazos cruzados esperando que los guardias municipales no nos sancionen. Yo tengo que tomar acciones para defender los intereses de nuestros compañeros.
Los vecinos se quejan por el maltrato que reciben de los minibuseros  y sostienen que son rehenes de sus abusos.
También hay vecinos que son alterados y nosotros no podemos tratarlos mal, ni ellos a nosotros.   A los malos compañeros que cometen abusos nos comprometemos a  corregirlos con  seminarios y cursillos sobre trato adecuado  a pasajeros.

Vea También

Gerente de Quipus denuncia que existen más de 10.200 celulares y 34 mil computadoras en desuso

Técnicos de la “Planta de Equipos Tecnológicos Quipus” instalada en el Parque Industrial de Kallutaca, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *