Inicio / Salud / Lunares: la técnica para detectar el cáncer de piel

Lunares: la técnica para detectar el cáncer de piel

Observar la forma, el color y los cambios de nuestras marcas en la piel permiten detectar el inicio de enfermedad. Si lo haces a tiempo, se puede curar fácilmente

 

Las personas que tienen muchos lugares corren mayor riesgo de contraer melanoma

 

Todos los lunares que tienes pueden dejar de ser una marca de identidad y convertirse en un problema de salud si no estás atento a ellos.
El cáncer de piel se desarrolla por la generación de células cancerígenas en la piel y existen de dos tipos: melanoma y no melanoma. El primero, aunque es el menos frecuente, es el más letal y uno de sus primeros síntomas es la aparición de nuevos lunares o cambios que en los que ya tenemos.

Al principio, los lunares y ciertos tipos de melanoma son similares, por lo que debes estar pendiente a las señales que hacen sospechar que un lunar, por atractivo que sea, es un melanoma que te debes hacer extirpar.
La especialista en dermatología del Hospital Austral de Buenos Aires (Argentina), María Clara de Diego, explicó a EL DEBER la regla del Abcde para autoexaminarse la piel.

La A se refiere a la asimetría, un lunar maligno no tiene forma definida y si se los divide imaginariamente en dos partes, ninguna es igual a la otra.
La B indica los bordes. Cuando un lunar es benigno tiene un borde claro y definido, mientras que uno que puede ser cáncer de piel, posee un contorno borroso e irregular.

La C significa colores: si no es uniforme, puede ser una señal de alerta.
La D significa el diámetro, si tiene más de seis milímetros debes acudir a una consulta médica. Finalmente la E se refiere a la evolución del lunar, es decir, analizar las modificaciones que tenga en el tiempo.

No hay forma de prevenir
Por ahora, no se han encontrado métodos para evitar que aparezca un melanoma en la piel sana o que se desarrolle sobre un lunar, ya que suele aparecer por varios factores (que pueden ser incluso genéticos o ambientales).
Existen, sin embargo, métodos para detectar precozmente  las lesiones malignas y tienen un pronóstico habitualmente favorable en una etapa inicial. De Diego recomienda una visita anual al dermatólogo, autoexaminarse la piel tratando de detectar cambios o manchas nuevas (aplicando el ‘examen’ del Abcde) y protegerse del sol.

Qué hacer si es melanoma
Los lunares cancerígenos deben ser extirpados y luego hacer un seguimiento médico periódico. Los últimos avances en este ámbito , explica la especialista, son la fotografía corporal total y dermatoscopía digital, que consisten en registrar fotos de la superficie total del cuerpo y las características más específicas de los lunares. El estudio se repite cada año y permite comparar los cambios que se produzcan.

Otro de los avances importantes es la microscopía por reflectancia confocal. Se trata de un microscopio que se apoya sobre la piel y permite ver ‘en vivo y directo’ la dinámica de las células que conforman a las lesiones pigmentadas.
Si quieres comunicarte con el Hospital Universitario Austral, desde Bolivia, puedes llamar al teléfono 78400409 o escribir al siguiente correo electrónico: maria.dabdoub@medicisadviser.com.bo.

Vea También

Asintomáticos pueden contagiar coronavirus COVID-19, de acuerdo a evidencia

Los científicos ofrecieron el miércoles mayor evidencia de que personas aparentemente saludables que no presentan …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *